Seguidores

domingo, 17 de agosto de 2014

Comienza la temporada de cursos de fotografía nocturna en Las Negras

El próximo día 12 de septiembre comenzamos el primer curso de nocturna de este periodo. Después de un año completo con cursos cada mes, un buen número de alumnos ha pasado por estos cursos. Algunos y algunas, han sido reincidentes y se han apuntado a las salidas nocturnas de cursos posteriores, mientras que de algunos otros no hemos vuelto a tener noticias.

Vamos a dejar abierto este hilo de conversación. Quienes hayáis pasado por nuestros cursos de nocturna, estáis invitados a hacer una pequeña valoración. Todo lo que nos ayude a mejorar, bienvenido sea.

Esta foto es de mi hijo Miguel. Vino al curso de nocturna de octubre de 2013 y unos meses después, en una de nuestras salidas, se llevó esta joya, a eso de las dos de la madrugada, en el arrecife de las Sirenas, en una noche inesperadamente tranquila y serena.

Esta fotografía formó parte de una exposición y venta de fotos que se realizó a beneficio de un colegio en Sudáfrica. La exposición fue un éxito y no quedó ni una foto por vender.

Sí, la foto se tomó alrededor de las dos de la madrugada. Esa es parte de la magia de la fotografía nocturna.

lunes, 21 de julio de 2014

Próximo curso de iniciación a la fotografía digital, en Almerimar

El próximo sábado 2 de agosto de 2014 nos vemos en Almerimar para una nueva edición de nuestro curso de iniciación.
El objetivo del curso es comenzar  a introducir a los participantes en el control de las cámaras digitales, para que las tomas fotográficas sean tal como nosotros queramos que sean. Obtener las conocimientos básicos y comprender conceptos como la profundidad de campo, la distancia focal, la sensibilidad, velocidad y apertura de diafragma. Las decisiones que tomamos referentes a los valores de estas variables afectan al resultado final de la toma de un modo muy evidente.
Las cámaras digitales, cuando trabajan en modo automático, deben interpretar cuál es el resultado que nosotros queremos obtener, y ajustar esos parámetros en consecuencia. Así, nuestra cámara supone que lo que hemos colocado en el centro de la escena es lo más importante de esa imagen, y hará todo lo posible para que salga bien enfocado, bien iluminado, etc.
Pero no siempre la cámara acierta a descubrir nuestra intención con respecto a cada toma. Además, aunque lo haga, al final obtendremos imágenes "buenas"... pero no "muy buenas". La imagen no tendrá nunca nuestro toque personal, sino el de nuestra cámara. Y lo que es peor, cuando logremos una foto realmente excepcional, en realidad no tendremos muy claro como hacer para repetirla, o que fue lo que la hizo excepcional.
En resumen, un curso para comenzar a coger las riendas de nuestra cámara.